Select your Top Menu from wp menus

Aborto clandestino, peligro mortal; Tiempo de legislar

En lo que va del año, tres mujeres han perdido la vida en abortos clandestinos, por lo que para Esperanza Arias, presidenta de la fundación Ddser en el Valle de Toluca, es argumento necesario para demostrar que es urgente que se legisle sobe una Interrupción Legal del Embarazo.

De acuerdo con la activista, sí ha habido un repunte de los abortos clandestinos, en especial en la zona sur del Estado de México, siendo la violación la causa principal.

Aunque en es legal que una mujer mayor de 12 años pueda interrumpir un embarazo producto de una violación sin la necesidad de una denuncia ante el ministerio público, la desinformación al respecto es caldo de cultivo para la clandestinidad.

Cifras de Ddser señalan que miles de mexiquenses optan por una ILE en la Ciudad de México, abarcando hasta el 39 por ciento de las solicitudes.

Arias lamentó que -en pleno siglo XXI- las mujeres no puedan decidir sobre lo qué pasa con sus cuerpos, y por el contrario, sean señaladas e incluso criminalizadas.

“En el Estado de México no se está dando la oportunidad para que más mujeres tengan el derecho a decidir por sus cuerpos e implementarlo en cuestiones de aborto seguro, legal y gratuito. Hay mujeres arriesgando su vida por circunstancias sobre todo sociales y económicas, donde la ignorancia juega un papel importante, se les hace fácil acudir a centro donde se les puede hacer un aborto clandestinamente, arriesgando sus vidas”.

De acuerdo con datos de Ddser, el año pasado 12 mujeres perdieron la vida en abortos clandestinos, además de que se ha registrado también un alza de abandonos de bebés recién nacidos en Valle de Bravo, Ecatepec, Chalco y Tecámac, y no sobreviven todos.

“Lamentablemente hemos tenido casos de menores de 12, el año pasado tuvimos el caso de una niña de 9 que desde los 8 fue violada, se le hizo la interrupción, aunque fue complicado porque se tuvo que hacer una denuncia. También tuvimos una de 11, también, que tenía nueve semanas de embarazo cuando se dio cuenta. En total sumaron 10 casos el año pasado”, añadió Arias.

La última criminalización en Edomex por aborto fue en contra de Nicolasa, vecina de Lerma, quien llegó al hospital con un aborto espontáneo y se le acusó de haberlo inducido, sin embargo, ganó el amparo y se detuvo el proceso en su contra.

Related posts