Select your Top Menu from wp menus

AP revela que hackers rusos persiguieron a cerca de 200 periodistas

Hackers rusos persiguieron a periodistas con el mismo entusiasmo que a políticos estadounidenses e intelectuales, según una investigación de Associated Press realizada por Raphael Satter, Jeff Donn y Nataliya Vasilyeva.
El grupo de espionaje conocido como Fancy Bear intentó acceder a las cuentas de Gmail de al menos 200 periodistas, editores y blogueros desde mediados de 2014 y hasta hace unos pocos meses, según un análisis de datos proporcionados por la firma de ciberseguridad Secureworks.
Natalia Gevorkyan, una columnista rusa que revisó los datos y autora de un libro sobre el espionaje ruso, indicó que la campaña de ciberataques parecía diseñada para recopilar correos electrónicos privados “que puedan utilizar como herramienta de presión más tarde”.
La lista se suma a los indicios que llevaron a la comunidad de inteligencia de Estados Unidos a concluir que Fancy Bear actuó en nombre del gobierno ruso cuando interfirió en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.
AP señala que la lista muestra quién es quién en el periodismo ruso e independiente en la cobertura de Washington, Moscú, Ucrania, el Báltico y otros lugares de influencia rusa tras el derrumbe de la Unión Soviética.
Los piratas informáticos persiguieron a más periodistas que a ningún otro grupo objetivo identificado por AP, salvo por personal diplomático y demócratas de Estados Unidos.
La lista incluye unos 50 corresponsales extranjeros afincados en Moscú, así como periodistas rusos, desde blogueros en ciudades de provincias a conocidas estrellas de televisión en Moscú como Ksenia Sobchak, que ha anunciado una campaña a la presidencia con pocas probabilidades de éxito.
La ex directora de la oficina del New York Times en Moscú, Ellen Barry, estaba entre los objetivos.
Fancy Bear envió correos de phishing (una técnica que simula sitios web en los que confía el usuario para obtener sus contraseñas) a unos 50 colegas de Barry en el diario a finales de 2014, según dos personas familiarizadas con el asunto. Las fuentes hablaron bajo condición de anonimato porque la información debía ser confidencial. El periódico confirmó en un breve comunicado que sus empleados habían recibido mensajes maliciosos, pero no hizo más comentarios.
Muchos periodistas rusos que fueron blanco de los hackers dijeron a AP que hace tiempo toman medidas adicionales de seguridad. Por ejemplo, blindan sus cuentas digitales con doble contraseña o recurren a servicios cifrados de mensajería.
Además de la identidad de las personas afectadas, el momento del ataque sugiere la implicación del gobierno ruso.
Fuente: clasesdeperiodismo.com

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *