Asset 1

China aterriza la sonda Chang’e 4 en la cara oculta de la Luna

La sonda china Chang’e 4 logró aterrizar en la cara oculta de la Luna, con lo que se ha convertido en la primera nave espacial que llega a la parte del satélite que nunca se ve desde la Tierra.

La sonda, que cuenta con un módulo de aterrizaje y un vehículo explorador –apodado Yutu 2–, hizo un aterrizaje suave en la zona preseleccionada a 177,6 grados de longitud este y 45,5 grados de latitud sur en la cara oculta de la Luna a las 10:26 (hora de Beijing), anunció la Administración Espacial Nacional de China.

Con ayuda del satélite de retransmisión Queqiao –palabra en mandarín que significa puente de la urraca–, la sonda envió la primera foto de cerca de la cara oculta de la Luna, abriendo un nuevo capítulo en la exploración lunar. Queqiao es el satélite repetidor que permite las comunicaciones entre la sonda y la Tierra.

Después de que el Centro de Control Aeroespacial de Beijing emitiese una orden, la sonda Chang’e 4, lanzada el 8 de diciembre de 2018, comenzó a descender desde una posición a 15 kilómetros sobre la Luna con un motor de empuje variable encendido.

La velocidad relativa de Chang’e 4 hacia la Luna disminuyó de 1,7 kilómetros por segundo a casi cero, y la posición de la sonda se ajustó a unos entre 6 y 8 kilómetros sobre la superficie de la Luna. A 100 metros de altitud, la sonda planeó para identificar obstáculos y midió las pendientes de la superficie, tras lo que seleccionó un área relativamente plana y bajó lentamente de forma vertical. La sonda aterrizó en el cráter Von Karman en la cuenca Aitken del polo sur.

Chang’e 4 se convierte así en la segundo sonda china en aterrizar en la Luna, luego de Chang’e 3 en diciembre de 2013, portando al rover Yutu.

La misión realizará tareas de observación astronómica, análisis del terreno y el relieve, análisis de la composición del regolito lunar y la estructura de la superficie del satélite, y medición de la radiación de ciertas partículas para conocer mejor el entorno de nuestro satélite en su cara oculta.

Fuente: Xinhua

Related posts