Asset 1

¿Cómo funciona el wifi en los aviones y por qué es tan malo?

300616 7-1Como Dubái de Auckland (la mayor distancia en aviación comercial: es un vuelo de 17 horas y 15 minutos sin parar): lejos, todavía muy lejos. Así está la tecnología wifi disponible en los aviones del internet común al que los mortales con los pies en la tierra están ya acostumbrados a usar.
Algunos comparan su velocidad con la de los inicios de internet, cuando, con la banda sonora de fondo del atroz pitido del modem, había que armarse de paciencia mientras una página cualquiera se cargaba.
Con paquetes que cuestan US$50 mensuales -el más barato- por acceso a internet ilimitado en una misma aerolínea con el proveedor más popular en Estados Unidos (GoGoAir), se pensaría que, al menos de momento, bien se puede vivir sin conexión mientras se viaja por aire.
Y, sin embargo, muchos lo ven como el sustituto natural del Sistema de Entretenimiento a Bordo (SEB).
Según una encuesta de la compañía de satélites Imarsat de mayo pasado, el 61% de los viajeros latinoamericanos no tendrían ningún problema en renunciar al televisor frente a su asiento a cambio de buen internet y más del 60% estaría dispuesto a pagar más por el boleto de avión si se provee el servicio.
Aire-aire
Lo primero que un avión tiene que tener para poder conectarse a internet es alguna clase de antena, el equivalente del router que tienes en tu casa. Más comúnmente, llevan varias instaladas en el tope de la aeronave.
Esto tiene implicaciones en términos de costo y aerodinámica, que los expertos siguen intentando resolver.
Lo segundo es el equipo que, en efecto, efectúa la conexión.
Para esto los aviones utilizan mucha de la infraestructura que ya nos da acceso a la red en nuestros teléfonos celulares, incluidas torres en tierra y satélites en el espacio.
A qué se conecta la antena del avión depende de la naturaleza del vuelo: ¿atravesará el avión el océano? ¿O se mantendrá siempre sobre tierra?
En el primer caso, tendrá que hacer uso de los satélites.
“Es el tipo de tecnología disponible en la mayoría de los vuelos internacionales, pero el problema es que la velocidad es muy limitada. Hay mucho retraso porque la señal viaja un trecho largo”, le explica a BBC Mundo Cósimo Malesci, director ejecutivo de Fluidmesh, una compañía especializada en la provisión de wifi por vía aire, con sede en EE.UU. e Italia.
Además, está la cuestión del movimiento. Mientras la aeronave se desplaza a velocidades de varios cientos de kilómetros por hora, es un verdadero reto mantener la comunicación entre la antena y el satélite, que también se desplaza.
En consecuencia, el servicio deja mucho que desear.
“Es un internet como anticuado. Es lento, puedes enviar correos, aunque te tomará más tiempo que en la oficina. No podrás usar Skype o hacer reuniones virtuales en la laptop. No podrás ver videos en vivo y usar YouTube o Facebook será doloroso. Es lo que es. Mejor que nada”
Fuente:      bbc.com/mundo

Related posts