Asset 1

Da alcaldía estufas ecológicas a familias de San Andrés

“Antes nos enfermábamos mucho por el humo del fogón, porque cocinábamos con este, pero ahora, con nuestras nuevas estufas ecológicas, mi familia y yo tendremos mejor salud y vamos a poder comer  calientito; sin necesidad de quemar leña”, expresó María Luisa Quiroz, originaria de San Andrés Cuexcontitlán y beneficiaria del programa de estufas ecológicas, entregadas por el gobernador Eruviel Ávila Villegas.
El presidente municipal de Toluca, Fernando Zamora Morales, acompañó al ejecutivo estatal, Eruviel Ávila Villegas, durante el inicio de la entrega sin precedente de más de 38 mil estufas ecológicas para 26 municipios de la entidad, a familias que, por costumbre o por necesidad, utilizaban leña para cocinar.
“Esta acción es un cálido testimonio diario de sus acciones para apoyar a los habitantes de nuestro Estado de México, en torno a ellas se bordarán mil historias, se reunirán las familias y experimentarán felicidad en cada alimento, pues las madres y los padres mostrarán su amor hacia sus hijos y seres queridos de una manera cotidiana, casi invisible, con la ayuda de este instrumento”, explicó el alcalde Zamora Morales, al referirse a la entrega de las estufas que beneficiarán a cientos de hogares toluqueños.
El primer edil dijo que la estrecha coordinación entre los gobiernos federal, estatal y municipal hace que los beneficios sociales se multipliquen para las y los toluqueños, por lo que agradeció al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, la gran cantidad de programas federales que han sido destinados para el desarrollo y prosperidad de este municipio; reiteró además el importante apoyo que el gobernador Eruviel Ávila  siempre ha brindado a sus hermanos de Toluca.
En su intervención, el gobernador Eruviel Ávila Villegas dio a conocer que, a diferencia de un fogón abierto, las estufas ecológicas concentran el calor en un espacio cerrado, lo que ayudará a ahorrar leña en un 70%, con lo que se cuida el planeta al disminuir la tala de árboles y se reduce en un 90% las emisión de bióxido de carbono; además, se evita la fuga de humo dentro de las viviendas como una alternativa saludable ya que, de acuerdo con la Organización de Naciones Unidas, casi dos millones de personas mueren al año por la inhalación del humo y de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, del 7% al 10% de muertes infantiles se debe a este mismo problema.
De igual forma, explicó que se reducen riesgos en el caso de enfermedades como cáncer, sobre todo de pulmón, asma, jaquecas y desprendimiento de retina, entre otros padecimientos; aunado a que esta acción contribuye a combatir el índice de pobreza en el Estado de México.

Related posts