Asset 1

Del Mazo, la decisión de Peña, pero es complicado

PRI ya no gana con cualquiera
El timing en manos del PAN
           
          J. Antonio Garcia Huicochea
1.- La premisa más aceptada es que con las condiciones correctas, Enrique Peña Nieto decidiría la candidatura del PRI al gobierno estatal, en favor de Alfredo Del Mazo.
Ésta es un cuestión de linaje,  familiar y político.
Toda la trayectoria pública de Alfredo ha sido cuidadosamente diseñada.
Peña Nieto no tiene un proyecto similar, Alfredo es su hechura.
Con tales elementos no debería haber problema para hacerlo candidato.
Y quizá no lo haya.
Pero convertirlo en gobernador, es un trance lleno de riesgos fatales para el PRI y el propio EPN.
Hace seis años se frustró la estrategia por, prácticamente, las mismas poderosas razones que se exhiben hoy.
Peña quiere que sea Del Mazo, pero le es vital no perder Edomex.
2.- Pasó el Revolucionario Institucional del alarde de ganar con cualquier candidato, a la perturbadora posibilidad de perder con cualquiera.
Sacudido por sus propios escándalos,  abandonado por un significativo número de votantes, se reduce el cerco en su contra y marcha así a su batalla mayor.
Está claramente delineado un poderoso bloque de notables, que no aceptan al favorito.
3.- A pesar de que ni siquiera está en punto de poder garantizar que habrá alianza con el PRD el año próximo, Acción Nacional mantiene hasta ahora el rol estelar en el thriller electoral mexiquense.
El timing de la sucesión está supeditado a las acciones panistas, mucho más que a las estridencias perredistas.

Related posts