Asset 1

Descuidan proceso y feminicida podría quedar libre

Hace seis meses, Verónica Guadalupe Benítez Vega fue asesinada presuntamente por su pareja sentimental y su suegra, sin embargo dice, sólo uno de ellos está vinculado a proceso, Luis Ángel N.N., y la familia de la víctima teme que pueda ser liberado debido a que las autoridades han sido omisas con el resguardo de pruebas.

Lupita, como era conocida en vida, era madre de un bebé de 3 meses y quien no tenía mucho de haberse casado con Luis Reyes Jiménez, fue asesinada a escasos 400 metros de su domicilio en la comunidad de San José El Vidrio, en el municipio de Nicolás Romero, el 6 de julio del 2017.

La hermana de la víctima, Isabel Benítez, y su padre se presentaron en la Fiscalía General de Justicia del Estado de México para denunciar que aún faltan más de 35 pruebas por resolver.

“Ella fue lapidada, le destrozaron el rostro, recibió 17 puñaladas, le destrozaron los pechos, también fue degollada y el arma punzocortante con la que la hirieron, se le enterró en la clavícula.  El único que está detenido es su esposo, ella tenía 21 años”, recordó Isabel.

El 9 de noviembre se cerraba la investigación, sin embargo, señaló, el 21 de ese mes hubo una audiencia en el que Ericka Arellano, encargada del caso por parte de la FGJEM, no se presentó.

“Nos han revictimizado las autoridades, mientras que la familia de él (Luis Ángel), nos ha amenzado, nos dijeron que mis hijos y los de mi hermano eran los que seguían; incluso en las audiencias han seguido las amenazas y burlas, y la Fiscalía no ha querido hacer nada, no nos han querido levantar la declaración de las amenazas porque dirán que no cuentan”.

Tanto padre como hermana de la víctima, dieron a conocer que desde el 9 de enero, día en que culminaba el plazo de seis meses de investigación, no ha avanzado el caso, pese a que solicitaron amparos para que se les entreguen las pruebas, el cateo y la reconstrucción de hechos, mismos que no han sido respetados por las autoridades estatales, quienes justifican que son dictados por el orden federal y no por ellos.

“Pedimos esto porque el imputado dio varias declaraciones al igual que varios testigos, por eso pedimos la reconstrucción de hechos. El cateo porque fue a unos metros de su casa el hecho, y hay testigos que vieron cuando mi hermana sale corriendo con el bebé en brazos y atrás de ellos la suegra y el imputado, quienes la golpearon”.

Detalló que también piden la exhumación del cuerpo porque en las uñas tiene restos de piel, además que la prueba de ADN señala que el cabello que encontraron en la mano de Lupita era de ella, “lo que es ilógico, es ilógico que mi hermana se haya arrancado el cabello”.

Falta que se aplique la prueba pericial consistente en la poligrafía a todos y cada uno de los testigos ya qué hay evidencias de que están ocultando la verdad, pretendiendo favorecer al imputado Luis Ángel Reyes Jiménez”, añadió.

Finalmente, acusó que al menos tres personas a quienes se les ha detectado conductas delictivas en torno al caso no han sido llamadas a declarar a seis meses del femincidio.

“No sabemos quién está detrás de todo esto, por qué no quieren investigar, pero si esa es su manera de trabajar con todos los casos de secuestro, feminicidios, que cada día son más… Queremos justicia, que se pongan en el lugar de uno, no sólo la asesinaron a ella, sino a toda la familia”.

Related posts