Asset 1

Dos cachorros de tigre huérfanos, en busca y captura por ser una amenaza para los seres humanos

Los animales, de 11 meses, son hijos de una hembra abatida hace dos semanas tras matar a 13 personas.

Dos cachorros de tigre, de 11 meses, son considerados en India una amenaza para los seres humanos. Las autoridades del estado indio de Maharashtra, al oeste de país, buscan a los animales ante el peligro de que puedan convertirse en devoradores de hombres, según han informado fuentes oficiales a la BBC.

Los cachorros son hijos de una tigresa devora hombres, que antes de ser abatida el pasado 2 de noviembre mató a 13 personas a lo largo de dos años. La hembra, conocida como T1 por los cazadores y como Avni por los conservacionistas, cayó muerta después de una impresionante cacería en la que participaron casi 200 personas, entre agentes forestales, policías y cazadores, movilizadas durante tres meses para localizarla. Fue necesario, además, un despliegue de vigilancia de 24 horas en plataformas ocultas en árboles, patrullas armadas, perros italianos entrenados para rastrear, un centenar de cámaras trampa, aviones no tripulados, alas delta y tiradores expertos montados en elefantes.

La tigresa de seis años había burlado la captura durante dos años. Ahora se espera que los cachorros puedan ser sedados y atrapados. “Deben ser rescatados porque pueden convertirse en una amenaza potencial para los seres humanos”, dijo a la BBC AK Misra, conservador jefe de la selva de Maharashtra.

Los especialistas creen que los cachorros se están alimentando de pequeños animales salvajes que cazan en los bosques de Yavatmal, pero pueden verse en la necesidad de presas fáciles en los asentamientos humanos de la zona. “Y queremos prevenir ese peligro potencial”, destacó Misra.

Las características del terreno está dificultando el rastreo de los cachorros. “Estamos esperando la oportunidad adecuada para tranquilizarlos”, añadió. “Queremos asegurarnos de hacerlo con éxito”.

La muerte de Avni, desató una oleada de críticas de ONG animalistas, medios de comunicación y hasta del propio Gobierno. La ministra de Desarrollo de la Mujer y el Niño, Maneka Gandhi, dijo que fue un “brutal asesinato”.

Los medios de comunicación informaron de que no se utilizó calmante alguno para intentar adormecer a la tigresa. Además, la persona que disparó carecía de autorización.

India acoge entre el 60% y el 70% de la población mundial de tigres, una especie que también subsiste en otros países asiáticos como Bangladesh, Vietnam, Tailandia, Nepal o Camboya. Este animal es muy apreciado en países como China para elaborar medicinas tradicionales y su tráfico ilegal en Asia es una de las mayores amenazas para preservar la especie.

En India se considera que está en peligro de extinción y existe un programa para preservar la población. Actualmente hay 2.200 ejemplares, según un último censo de 2014, tras registrarse un mínimo de 1.500. Además, en Maharashtra, donde vivía Avni, se calcula que viven 200 tigres, pero solo un tercio de ellos en las 60 áreas protegidas del Estado, incluidos santuarios, parques naturales y reservas.

 

elpais.com

Related posts