Asset 1

El “apechugue” del PRI en Congreso

*La “ruda” Casasola

*Rondan fantasmas a los exalcaldes

  • Al PRI no le ha quedado de otra que “apechugar”; ya no es mayoría parlamentaria y, al menos por pose en aras de recuperar votos, deben hacer como que entienden los requerimientos ciudadanos. Ahora tuvo que avalar la desaparición de privilegios a los exgobernadores, y ya no se mostró reticente en cuanto a la posibilidad de aprobar los matrimonios entre personas del mismo sexo.
  • A nadie le queda duda que la diputada más ruda de la actual Legislatura es la perredista Araceli Casasola, quien ya había evidenciado su descontento con los diputados morenistas –hasta parece que le cuesta trabajo asumir que es mayoría- varias ocasiones ante el pleno; este jueves, en el marco del inicio de la discusión de su propuesta para reconocer los matrimonios igualitarios y otorgarles el beneficio de la adopción, hasta recurrió a palabras altisonantes para dirigirse a sus compañeros de Morena que no comulgaron sobre todo en el tema de la adopción. Sería prudente traer a colación aquel sabio dicho que advierte: “el que se enoja, pierde”, y más en un ambiente en el que se requiere convencer y generar consensos en lugar de enemistades.
  • Los dedos que redactan esta columna se preguntan cómo dormirán los exalcaldes que tuvieron que ceder sus cotos de poder a la oposición en enero. La malversación de recursos, el uso faccioso de los mismos, la corrupción, el nepotismo, el abuso de poder se perciben a kilómetros de distancia y si los gobiernos municipales entrantes -en su mayoría morenistas- se quieren legitimar, deberán denunciar, por lo menos ante el OSFEM, todo lo turbio que encuentren. La gente -y estos dedos- no solo quiere discursos, también consecuencias y gente pagando.

Related posts