Select your Top Menu from wp menus

El Mal del Puerco

Abigüedades morales

Carolina y Zamora, con presión de César y María Elena

J. Antonio García Huicochea

1.- En lo político también existe el mal del puerco, aquel que todos conocemos muy bien en su primera aplicación.

Podríamos decir que en México, el elector “se duerme” cuando vota.

Un ciclo antiguo, vigente e imparable.

Pero, el peor rostro del folclórico punto se encuentra en la baja ética de nuestra clase política.

En los pasados 20 años, los mexicanos hemos gastado una fortuna incalculable para dar credibilidad a las elecciones.

Paupérrimos, los resultados.

Todavía hoy estamos obligados a tratar de dar nuestro voto al Puerco Menos Trompudo.

A ese Mal del Puerco, es al que me refiero hoy.

2.- Y sí, la próxima es la elección más cara de nuestra historia, pero también muy desaseada, contaminada.

Tiempo de ambigüedades morales.

Obscenos ejemplos de cinismo, donde brota incontenible un alud de excremento que se lanzan entre candidatos y partidos.

La inmoralidad es la constante, exhibir la depredación presupuestal ajena, recurso infaltable.

PRI y PAN, principalmente, ferozmente enfrascados en ese lodazal.

Él mierdero es indetenible y, lo peor… está por venir.

3.- En Toluca y Metepec, tornando al proceso local, Fernando Zamora y Carolina Monroy, con preeminencia consolidada.

Ambos favoritos a ganar sus respectivas alcaldías.

Incluso la resistencia mayor, hoy, está en grupos priistas que usan al Verde Ecologista para presionar y obtener posiciones.

Jorge Ramos, Jair Montalvo son soldaditos de César Camacho.

José Monroy, encabeza las fichas que mueve María Elena Barrera.

Related posts