Select your Top Menu from wp menus

Elon Musk quiere colonizar Marte en previsión de una III Guerra Mundial

El objetivo a largo plazo es construir bases en la Luna y Marte – SpaceX

El multimillonario jefe de SpaceX probará su nave interplanetaria a mediados del próximo año.

Elon Musk, el multimillonario jefe de SpaceX, la compañía que en febrero probó con éxito el supercohete Falcon Heavy, el primer lanzador parcialmente reutilizable, pretende llevar a cabo el próximo año las pruebas de vuelo de su nave espacial interplanetaria, con el fin de asegurar la supervivencia de la especie humana.
Esta nave llevará a cabo «vuelos cortos, tipo de arriba y abajo y de un lado a otro, probablemente en la primera mitad del próximo año», señaló en una conferencia en Austin, Texas.
El objetivo a largo plazo de estos proyectos es la construcción de bases en la Luna o Marte, lo que podría asegurar la supervivencia de la humanidad y por lo tanto promover la regeneración de la Tierra en caso de una Tercera Guerra Mundial, dijo el magnate.
 
Elon Musk – EFE

En efecto, existe una «cierta probabilidad» de que la humanidad se enfrenta a una «edad oscura», «sobre todo si hay una Tercera Guerra Mundial», señaló Musk. «Queremos asegurarnos de que se mantenga en otro lugar (fuera de la Tierra) una semilla de la civilización humana, a fin de llevar la civilización, y tal vez por lo tanto acortar la duración de la edad oscura», explicó.

Desde esta perspectiva, «una base lunar y una base marciana que quizás podrían ayudar a regenerar la vida aquí en la Tierra serían realmente importantes».
A los 46 años, Elon Musk es uno de los innovadores más avanzados en los Estados Unidos. Su cohete espacial Falcon Heavy, el «más potente del mundo», fue lanzado con éxito desde Florida el 6 de febrero. A bordo viajaba un coche eléctrico Tesla rojo con un maniquí llamado Starman como única tripulación. Musk también es propietario de esta marca de automóviles.
El destino del coche -su lanzamiento también ha sido una fabulosa campaña de marketing-, es el espacio profundo, a una distancia más o menos equivalente a la de Marte desde el Sol, donde se colocará en órbita, siendo posible que choque contra la Tierra en millones de años.Las tres partes del lanzador volvieron a tierra, otra de sus innovaciones para reducir el costo de los vuelos espaciales, que apuntan a llegar a Marte en 2024.
Musk ya había anunciado planes para enviar a finales de 2018 dos turistas alrededor de la Luna, tras los pasos de las famosas misiones Apolo de la NASA entre 1960 y 1970.
abc.es

Related posts