Asset 1

¿Fin de la partidocracia?

La Sacra resurrección del Dedo

¿Es Meade, nueva ruta?

J. Antonio García Huicochea

1.- La partidocracia, fue la ponzoña que corroyó la salud de la vida pública en México.

Nada, sobre todo a raíz de la primera pérdida de la presidencia que sufrió el PRI a manos del exótico Vicente Fox, se logró hacer sin voluntad de partidos políticos, que sometieron a gobiernos y Congresos a caprichos sectarios.

PAN, PRI y PRD principalmente, pervirtieron la democracia para crear un sistema de obsequio mutuos, componendas secretas y entregas descaradas.

Entes como IFE, reformas estructurales, nombramientos de Magistrados en los diversos ámbitos del Poder Judicial, fueron posibles sólo mediante un reparto orquestado.

2.- Así la partidocracia emergió.

Sin duda las administraciones del citado Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña están plenas de ejemplos.

Ahora al umbral del 2018, se atisban hitos que podrían ser históricos.

José Antonio Meade no es panista, ni priísta, por ende tampoco prianista.

Quizá, sea punta de una generación proveniente de organismos políticos;

Andrés Manuel López Obrador, tiene a Morena bajo su control absoluto.

En lo que se refiere al híbrido denominado Frente Ciudadano, está claro que si partidos aún son necesarios, figuras individuales hoy, son clave.

3.- Justamente Meade define el pensamiento estratégico de la nomenclatura financiera, verdadero poder que mueve al país.

Un ciudadano que no apeste a corrupción, millones malhabidos, negocios escandalosos, ni abusos de poder familiares.

No existe información confiable, conocida en público, que vaya en sentido contrario.

¿Es la Vía Meade, nueva ruta?

Estamos viviendo tal cronología.

Aunque fue obtenida mediante la Resurrección del Dedo.

Related posts