Select your Top Menu from wp menus

Hasta enero iniciará UAEM reparación de daños por sismo

Reconoce el rector de la Universidad Autónoma de Estado de México (UAEM) que será hasta el 2018 cuando la casa de estudio. pueda iniciar las actividades la rehabilitación y reconstrucción de su infraestructura dañada por el 19S, pues aún están a la espera de recursos del Fondo Nacional de Desastres.


Alfredo Barrera Baca, rector de la UAEM, dio a conocer que la casa de estudio ya recibió la autorización de parte del Instituto Nacional de Antropología a Historia INAH para hacerse cargo de las labores de acondicionamiento de los inmuebles con valor histórico dañado; sin embargo no pueden iniciar porque no tienen los recursos.


Explicó que la vía para atender al Centro Universitario de Tenancingo, con el casco de la Exhacienda de Santana, el plantel Pablo González Casanova así como los dos torreones afectados en el edificio de rectoría, es el FONDEN pero aún en la espera de  una solución de la autoridad federal.

“Hemos tomado las previsiones para que esto se dé al momento hemos tomado las previsiones para que estos espacios no se habiten hasta que se reconstruyan a la espera de respuesta de mecanismo federal”.


Con ello reconoció que siguen trabajando estudiantes en aulas provisionales en la unidad Tenancingo, las oficinas de los torreones han sido trasladadas a otros espacios de mayor seguridad.

“Vamos a iniciar seguimos muy atentos a esas evaluaciones, los dictámenes de estructura instas fueron ingresados al FONDEN y entonces estamos esperando una solución estamos solo en espera de los recursos para iniciar los trabajos mayores”.


Recordó que la cifra inicial solicitada era de 93 millones de pesos para todo el proceso de reconstrucción de los edificios de la universidad dañados, destacando que en el caso de los torreones universitarios y el Centro Universitario de Tenancingo tan solo se requieren entre 25 y 30 millones de pesos.


Al momento todo el remozamiento de la infraestructura parcialmente dañada ya fue concluido.


En los casos más graves como los es el Centro Universitario de Tenancingo, con el casco de la Exhacienda de Santana, y el plantel Pablo González Casanova en ambos deberán demoler por lo menos tres edificios.
Eleazar Barajas

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *