Asset 1

Huixquilucan, el prestigio

Galimatías, el set pre-electoral

 

 

El control del Congreso

 

J. Antonio García Huiochea

 

1.- No hay, prácticamente, ninguna necesidad de resaltar lo emblemático e importante que es para el gobernador Del Mazo, recuperar la alcaldía de Huixquilucan hoy en manos del PAN.

En muchos sentidos fue, incluso, sorpresivo que la candidatura del PRI recayera en Pablo Peralta.

Claramente, él no podría haber sido la primera opción del mandatario estatal, no forma parte de su entorno político o personal más cercano.

Con el mutismo que los políticos usan para no explicar, no hay certeza de la razón real de Peralta para renunciar a tal candidatura.

En el grupo en el poder estatal, es cuestión de prestigio recuperar la posición.

Aún no hay relevo, pero voces influyentes indican que Juan Millán sería una gran opción.

2.- Con toda la mezcolanza con que se están asignando las candidaturas locales, priístas van por PAN, PRD o Morena y viceversa, el galimatías complica la lectura.

No hay elementos sólidos para establecer quién ganará los comicios, al menos no en las formas tradicionales.

Morena y PRI deben, supongo, ser los partidos que más triunfos obtengan.

Eso podría propiciar la dispersión inquietante, casi desestabilizadora, de los mecanismos para control del poder.

Y la elección Presidencial, el más grande peso extra, está ahí.

3.- Justo es en tal ángulo, que se dispara el factor Congreso mexiquense.

Sería el poder Legislativo donde habría condiciones inéditas: Dejar de ser pilar del Ejecutivo.

La Cámara de Diputados podría ser el escollo más difícil de superar.

Related posts