Asset 1

Muere ley ISSEMYM en Congreso; Abrogada con votos de Morena

A propuesta de los diputados de Morena y del Partido del Trabajo (PT), la Legislatura del Estado de México abrogó por mayoría de votos la Ley de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (Ley ISSEMyM) que, entre otras disposiciones, transformaba el sistema solidario de pensiones en Afores.

En favor de la iniciativa, aprobada por 53 votos además de los diputados de los partidos Encuentro Social (PES) y Verde Ecologista (PVEM); en contra, se pronunciaron los diputados del Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN), mientras los dos diputados del de la Revolución Democrática (PRD) se abstuvieron.

El Decreto 317 fue promovido por el gobernador Alfredo Del Mazo, avalado por la mayoría priista y de sus aliados parlamentarios en la 59 Legislatura y promulgado el 10 de agosto de 2018 para entrar en vigor el primero de enero de 2019.

El diputado morenista Benigno Martínez comprometió que su grupo parlamentario elaborará una nueva Ley que afronte y atienda de fondo la crisis financiera del Instituto pero no afecte los derechos de los trabajadores, y que tome en cuenta sus opiniones y participación.

La nueva Ley del ISSEMyM (ahora derogada), aseguró, era poco solidaria, terminaba con el derecho a la seguridad social establecida por los tratados internacionales y la Constitución del país que obliga a garantizar la seguridad social en caso de retiro, accidentes, enfermedades profesionales y no profesionales, invalidez, vejez y muerte para los trabajadores y sus familias.

La reforma del 10 de agosto, consideró, es contraria a todas estas garantías, en particular al derecho a la adquisición de una pensión digna que se ve restringida a pensiones raquíticas o a nunca obtenerlas porque hay que cotizar hasta edades muy avanzadas.

Además, señaló, liberaba al patrón de responsabilidades por riesgo de trabajo, pauperizaba pensiones y servicios médicos, en detrimento también de los dependientes del trabajador.

“La nueva Ley (avalada en agosto) desaparece de un plumazo los diferentes servicios de salud y pensiones para convertirlas en diferentes tipos de seguro; ahora es obligatorio el seguro, lo que solo beneficia los intereses de los banqueros”, dijo.

Aunque la justificación fue el colapso de sistema de pensiones, prosiguió, este no se puede entender porque las aportaciones de los trabajadores aumentaron de 9 mil a 19 mil millones de pesos de 2012 a 2017, por lo que antes de cualquier reforma se debe evaluar qué falló, a cuánto ascienden los recursos, quienes adeudan, y fincar responsabilidades.

“Los trabajadores han aportado y merecen ver retribuido su esfuerzo, el estado debe velar por ello”, añadió.

Veneranda Mendoza Herrera.

Related posts