Asset 1

SE DICE QUE…

A juzgar por los resultados, en materia de seguridad, las cosas no han mejorado con este gobierno, y las propias cifras oficiales así lo revelan. De septiembre 2017 a diciembre 2017, fueron reportados 99 secuestros, casi el triple de los 34 registrados en el mismo periodo de arranque de la administración de Eruviel. Peor aún, sólo en enero pasado se tuvo conocimiento formal de 29 casos más. Esos 128 secuestros en ella era Del Mazo son golpes durásemos para la secretaría de Seguridad Pública, Maribel Cervantes, sobre quien se tenían muchas expectativas, pero a golpe de realidad se han venido diluyendo.

Además de injusto, es un auténtico despropósito esperar que en 5 meses cambie radicalmente una situación tan deteriorada com la seguridad pública en el Estado de México, pero tampoco se trata de que empeore, como ha sucedido en el caso de uno de los delitos de alto impacto, como el secuestro. El gobierno tiene a su alcance toda la fuerza del Estado para el combate a los criminales. Aquí está el Ejército, Marina, Policía Federal, CISEN, policía estatal y municipal con fondos públicos por decenas de miles de millones de pesos, pero las cosas no marchan bien. Algo está fallando otra vez.

El estado de salud de Pablo Peralta es un verdadero enigma, com ole vaso medio lleno o medio vacío, todo depende cómo se vea o quién hable de ella. Hay dos versiones: una, que efectivamente está enfermo, con una afección cardica diagnosticada de última hora; la otra, que no tiene nada físicamente, que está muy sano y que su indisposición es estrictamente política, no recibió el apoyo que él consideraba necesario para competir en un escenario de amplia desventaja y que optó por el aquí corrió, antes que el aquí murió.

Tan vivito y coleando está, que unos días partirá con su familia a suiza, unos dicen que a recibir tratamiento médico, otros que a tomarse una largas vacaciones hasta después de julio. Lo que sí está confirmado es que ya no regresara a su curul en la Legislatura local.

Related posts