Asset 1

SE DICE QUE…

Ontario, Canadá. Son los últimos días de primavera, esos que preparen la entrada del verano aunque en alguna parte de este país sigue cayendo nieve, es ridículo. En Terranova (Newfoundland), una isla en la costa noreste con casi medio millón de habitantes siguen titiritando de frío con temperaturas bajo cero cuando deberían estar bronceándose y sudando por el calor. Así de loco el clima, un día a 40 grados y al siguiente lluvia y vientos helados. Los efectos del cambio climático son notorios, las consecuencias también pero no se ha tomado suficiente conciencia. Aquí, en Ottawa, la capital, llueve y está nublado y la gente desespera por más sol.

El registro consular reporta que legalmente radican en ente país alrededor de 100 mil mexicanos, pero cálculos no oficiales estiman qué hay al menos 100 mil más en situación irregular, que entraron como turistas pero se quedaron a vivir. Toronto, Montreal, Vancouver, alberga y Ottawa son las ciudades más populares para los mexicanos que se mudan a Canadá y que todos los días llegan, aprovechando que las entrada es libre al retirarse la visa. La enorme mayoría son muy trabajadores y de perfil académico alto y condición económica media. Bueno, pues esta gente quiere un cambio en México y los que ya votaron lo hicieron abrumadamente por Andrés Manuel López Obrador. Localizar en esta comunidad a un priista o un pancista es una arrear. AMLO arrasa en Canadá.

Cualquiera que sea el resultado electoral, en el PRI será inevitable la recomposición de los acuerdos con sus muchos y diversos grupos de interés para afianzar la gobernabilidad del estrecho margen de victoria. Tuvo que dar a todos una parte y así se distribuyeron cargos en la administración pública, candidaturas y puestos de dirección política, pero ha cambiado aún sin que se sepa el resultado de las votaciones por venir por venir y pensando en que se tendrán que abrir espacios para los que regresen del gobierno federal. Del Mazo no puede darse el lujo de quedar como rehén.

Related posts