Select your Top Menu from wp menus

Smartcities, un gran reto

Foto: Panduit

Para Panduit, México va a la vanguardia en varios sectores, pero se necesita más apoyo.

Las ciudades inteligentes están volviéndose una realidad, gracias al esfuerzo de las autoridades, siendo los mayores ejemplos Singapur, San Francisco, Seúl y Londres. México no se está quedando atrás, porque hay una gran oportunidad para mejorar la gestión de las personas y la manufactura.
“La implementación de ciudades inteligentes es muy diferente en cada parte del mundo, tiene que ver con la situación del lugar. Por ejemplo, en Oriente Medio muchas de las actividades de las ciudades inteligentes son alrededor de la seguridad y vigilancia, mientras que en Norteamérica se trata de mejorar la experiencia de la población”, explicó el vicepresidente del negocio de redes industriales de Panduit, Ryan Lepp.
 
En entrevista con Excélsior, consideró que en el caso de China, algunos países de América Latina y México, las actividades de las ciudades inteligentes estarán definidas por la industria manufacturera.
 
Esto significa que las autoridades y las empresas tratarán de usar tecnologías como sensores y conectividad para optimizar la producción, cumplir con la demanda e incrementar los activos que se requieren para fabricar.
 
Por ejemplo, Panduit trabaja actualmente con la cervecera Heineken para mejorar su producción.
 
Lepp consideró que, en pocos meses, será más común que las compañías en México inviertan para convertir en “inteligentes” sus fábricas, sobre todo aquellas que se dedican al sector exportador.
 
Recordó que cerca de la mitad de lo que se produce en México se exporta, por lo que si tienen operaciones más eficientes y con menos costo, serán más competitivos.
 
“Creo que la primera ciudad que será inteligente en la parte de gestión de personas será la Ciudad de México. Están haciendo progresos aunque todavía hay un camino largo por recorrer”, consideró.
Esto porque las autoridades están migrando varios de los servicios públicos a la red, dotando de conectividad a varias zonas de manera gratuita y hasta van a mejorar el tránsito. En esto último, Lepp consideró que si se mejorara el tránsito en un tres o cinco por ciento en la ciudad, habría una gran diferencia para el estilo de vida de la población.
 
“También veo una tendencia del gobierno por optimizar de manera inteligente la protección de la gente y la economía”, aseguró.
 
LOS RETOS
 
Para el experto, el mayor desafío para el crecimiento y expansión de las ciudades inteligentes es la coordinación de la industria y que el cliente tenga un proyecto concreto.
 
“Una ciudad inteligente requiere de una empresa de sensores, otra de infraestructura, necesitas una firma de switch, así como capacidad de cómputo, de software y analíticos. Todo eso no está en una sola compañía”, resaltó.
 
Es por eso que las tecnológicas han tenido que aliarse y crear soluciones empaquetadas.
Fuente: excelsior.com.mx

Related posts